Reseñando a... Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne


Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne.
Editorial: El País Aventuras. Páginas: 259. 
<<Mas ¡qué asombro, qué terror me invadió! Al principio quedé como herido por un golpe súbito. ¡Cómo! ¡Lo que acababa de saber se había realizado! Un hombre había tenido suficiente audacia para penetrar... 
-¡Ah! -exclamé dando un salto-. ¡No, no, mi tío no lo sabrá! ¡Sólo faltaría que llegara a conocer semejante viaje! ¡Querría probar él también! ¡Un geólogo tan decidido! ¡Nunca, nunca!>> (pág. 27)



Hoy os traigo un clásico de aventuras, una historia que de seguro ha hecho morder las uñas a más de una señorita dos siglo atrás, un libro del que ya habréis oído a hablar bastantes veces: uno de los grandes de Julio Verne.

Suena inverosímil, pero aunque muchas veces he estado tentada en leerlo, esa ha sido la primera vez que he leído uno de sus libros. La experiencia me ha dejado un muy buen sabor de boca, y a bien seguro me acompañara durante muchas otras tardes. Sí, he dicho tardes, no días, porque su lectura es tan adictiva, sugerente y corta que básicamente no puedes leer los libros. Los fulminas. 

La historia trata sobre cómo el profesor Lidenbrock y su sobrino Axel, acompañados por Hans, un guía islandés, se sumergen a la increíble aventura que les espera en el centro de la tierra. A través de esas aproximadas 250 páginas, Verne nos conduce por un sin fin de problemas que tendrán que resolver nuestros singulares protagonistas. 

La aventura sigue un ritmo que en ningún momento te permite aburrirte. Aún así, no te satura con demasiada acción, sino que las diferentes ocurrencias tienen un aire diferente entre ellas. Además, enseguida te encariñas con los personajes. Realmente la personalidad y las relaciones que tenían entre ellos ha sido lo que más me ha gustado de la novela. La transformación de la forma de escribir la historia y la de los personajes también me ha encantado. Mientras que al principio no paras de lanzar carcajadas, el humor se transforma para calarte en ese misterioso viaje. Y sus personajes cambian a través de la obra: el escepticismo se transforma en maravilla. 

Las connotaciones científicas que Verne apunta continuamente, hace más verosímil la historia (aunqué como en mi caso, no tengas ni idea de geología). 

Por lo tanto, con esa lectura mi relación con Verne a cambiado: antes era un conocido, el amigo de un amigo. Pero ahora que me he adentrado en su lectura puedo decir que se ha convertido en un amigo fiel, con el cual me reencontrare más de una vez. 

4 comentarios:

  1. Hola!
    Estoy deseando leerlo :D
    Te sigo y te invito a que te pases por mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola!

      Espero que lo disfrutes, nos leemos :D

      Eliminar
  2. Hola!
    Es uno de esos clásicos que tarde o temprano sé que leeré ^-^
    Me alegro que te haya gustado :)
    Un beso y gracias por la reseña :D!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes una tarde agobiada y quieres huir hacía una aventura, leelo!

      Verne es genial para desconectar de todo por una horitas.

      Saludos y gracias a ti :D

      Eliminar